miércoles, 17 de marzo de 2010

¿Animistas? (II).

La religión tradicional Swazi pasa por la creencia en un ser supremo, al que se le llama Mvelinchanti o Mkhulunchanti, y una buena forma de describir como ven los Swazis a ese ser supremo es traduciendo estos nombres.
Mvelinchanti: “M-“ es pronombre personal en forma singular para personas, no animales o cosas; “-Veli-” viene del verbo “-vela-“, que significa “aparecer”, “venir” o “ser”; “-nchanti” significa “antes que otros”, “primero”.
Mkhulunchanti: “Mkhulu-" significa anciano, abuelo, así que en este nombre tendríamos al bisabuelo del que descienden todos los demás.
Este ser supremo es pues único (monoteísmo), existe como algo vivo y físico, no fue creado o nació, sino que apareció, se hizo a sí mismo de la nada, y existía mucho antes que ninguna otra cosa existiera. Es un ser bueno, y espera que sus criaturas también lo sean, y vivan buenas vidas. Es el creador de todo lo que existe, fuente, dueño y sostén de todo, así como también destructor, y castiga los malos actos con enfermedades, sequías, esterilidad, etc.
En tiempos remotos, Mvelinchanti vivía en Swazilandia (los swazis relatan la existencia de una piedra con la huella de su pié), y al finalizar su obra creadora se fue a vivir al cielo.

Es creencia Swazi que Mvelinchanti es demasiado importante como para preocuparse del día a día de los hombres y sólo en ocasiones importantes actuará por sí mismo. Y de la misma forma, los swazis difícilmente se dirigen a él directamente. La mayor parte de la comunicación (en ambos sentidos) se realiza a través de intermediarios. Los swazis pueden adorar a Mvelinchanti, y veneran a una serie de intermediarios entre los que juegan papel principal los ancestros (emadloti).
Los Cristianos adoran a Dios, musulmanes a Allah, Judíos a Yavé; en cada una de estas religiones es la expresión del Ser Supremo, y todas ellas tienen también seres espirituales a los que se da un reconocimiento especial y se usan en mayor o menor medida como intermediarios; santos y mártires para Cristianos, ángeles y profetas en el Islam, y ancestros en la religión swazi.

Existe un intermediario especial (como lo sería por ejemplo la Virgen María para los Cristianos) llamado Mlentengamunye, que significa el de una sola pierna. Es considerado el mensajero principal de Mvelinchanti; Suele aparecerse a los hombres entre la bruma de una montaña, y como su nombre indica, sólo se le ve una pierna, nunca el resto del cuerpo, que permanece oculto por la neblina. Algunos swazis piensan que en realidad Mlentengamunye es el mismísimo Mvelinchanti, y se dice que hizo su última aparición en tierras swazis en tiempos del rey Mbandzeni (1875-1889).

Los ancestros juegan un papel importantísimo. Los más antiguos, de los que no se recuerdan nombres y pueden considerarse ancestros del clan o de la nación, son los más importantes, y los ancestros familiares, de los que se recuerdan los nombres, son mas para el día a día y los problemas u ocasiones más triviales. Por medio de ellos se pide ayuda a Mvelinchanti cuando hay problemas, consejo ante la duda, y se le da gracias también por las cosas buenas.
Los ancestros pueden aparecerse a los hombres, normalmente en forma de serpiente, así que en muchas ocasiones, cuando una serpiente aparece en alguna casa en zonas rurales, se la deja estar (manteniéndose prudentemente apartado) sin dañarla, hasta que decide marcharse por sí misma, pensando que se trata de un ancestro de la familia; En estas ocasiones, se consultará a un sangoma (sanador tradicional) para intentar averiguar el porqué de su visita.

La religión swazi está llena de rituales para todo tipo de ocasiones, desde el nacimiento hasta la muerte, incluso en las cosas más pequeñas de todos los días un swazi puede observar ciertas normas o proceder debido a motivos religiosos, de forma que la religión y espiritualidad acaba llenando todos los aspectos de la vida.

Recuerdo una ocasión en que llevaba en mi coche a una amiga Swazi; Hacía bastante calor, ella sentada en el asiento del copiloto con su bebé de un mes en brazos y yo conduciendo. Como de costumbre, especialmente con los niños todavía bebés, lo llevaba envuelto en mantas de forma que solo se podía entrever la nariz. Debido al calor, en un momento dado le aparté un poco la manta que le envolvía la cabeza y cara. En pocos segundos mi amiga se dio cuenta y lo volvió a tapar cuidadosamente. Lo volví a destapar, y ella lo volvió a tapar mirándome con cara de pocos amigos. Le dije que el crío se iba a asfixiar de calor, a lo que me respondió muy seria que dejara en paz la manta, y que llevaba el tiempo suficiente en swazilandia como para saber perfectamente que en una calle donde anda tanta gente puede haber muchos malos espíritus, y hay que apartar al bebé de su vista para que no lo enfermen o le hagan daño alguno.

Cultura y religión están íntimamente unidas, véase la ceremonia Incwala por ejemplo, y es Mvelinchanti quien marca y preserva en último término todos los hechos culturales y las leyes tradicionales swazis. También es el autor de las leyes y el orden natural, y son los ancestros los principales encargados por Mvelinchanti de que ese orden social y natural sea debidamente observado y respetado.

Mitos, leyendas, objetos sagrados, tradición oral, rituales, símbolos, proverbios, lugares y arte, todo ello forma parte de esa unión íntima entre cultura y religión.

Sangomas e inyangas (sanadores tradicionales), además de excelentes herboristas, hacen de médicos, doctores, psicólogos, consejeros, y son los especialistas en comunicarse con ese mundo de los espíritus; Conozco personalmente a algunos, y sus conocimientos sobre las propiedades medicinales de las plantas rebasan toda mi imaginación.

Tienen también una gran importancia los poderes místicos. Los swazis creen que Mvelinchanti a dotado con estos poderes místicos a todos y cada uno, pero a algunos les ha dado más, y son ellos los que deben ayudar a la comunidad en momentos de necesidad. Todo swazi tiene tremendo respeto por estos poderes místicos, y se tiene muchísimo cuidado cuando se entra en contacto con ellos. Pueden usarse para bien y para mal. Quién está dotado especialmente con estos poderes y los usa para bien de la comunidad es respetado, admirado y querido, y por el contrario quien los usa para mal es odiado y a ser posible eliminado; La brujería, entendida como mala y dañina (poderes místicos usados para ejercer el mal), es algo muy serio en swazilandia, y la palabra swazi que define a ésta brujería mala ni siquiera debe ser pronunciada si no hay una razón realmente importante. Los poderes místicos buenos se usan para obtención de medicinas, adivinación, bendición, y diversas ceremonias como atraer lluvia por ejemplo. Los poderes místicos malos, entendidos como hechicería, brujería, etc, se utilizan por ejemplo para asesinatos rituales en los que se obtienen partes del cuerpo humano para hacer magia, con diversos propósitos, obtención de protección contra un enemigo, hacer que el negocio vaya mejor, amoríos, fertilidad en personas y animales, etc. Es impresionante como aumentan de forma espectacular los asesinatos en época de elecciones por ejemplo; aparecen cuerpos mutilados, y muchos colegios deciden cerrar antes para que los alumnos tengan tiempo de llegar a casa con el sol todavía alto.

Los swazis saben cuándo llega su último momento en esta vida; Y cuando sienten que van a morir, cortan toda relación con el mundo físico que les rodea, y entran en una especie de trance en el que hablan con los ancestros y Mvelinchanti, preparando su partida de aquí, o más bien su llegada al otro mundo. Recuerdo una amistad que enfermó. Era persona profundamente religiosa, cristiana convencida, fervorosa a su estilo, practicante, y entusiasta por el cristianismo. Creo que su bien más preciado era su Biblia. En numerosas ocasiones gustaba de hablarme de religión e invitarme a su iglesia, haciendo proselitismo con entusiasmo. En el momento en que su enfermedad llegó a su estado final, cortó con este mundo, entró en una especie de trance, y empezó a hablar en siSwati con los ancestros y a aludir a Mvelinchanti, dejando de lado por completo nombres y/o alusiones cristianas.

Cuando decidí escribir algo en este plog sobre la religión tradicional swazi, no pensé nunca que se complicaría y alargaría tanto. Desde luego que al final no quedo nada contento con lo que he escrito, que creo es un pobre resumen que no llega a reflejar ni dar una idea clara de toda la riqueza de estas complejas creencias. Seguro que en futuras entradas habrá ocasión de hablar de diversos aspectos y cuestiones de esta religión.

16 comentarios:

Lázaro dijo...

Jesús, te leo despacio y te cuento, un saludo.

Erich dijo...

¡¡¡¡Sí Señor!!!

Esto es una entrada en condiciones, y no las patrañas que publican esos aficionados, que no saben lo que llevan entre manos, ¡asesinos de canciones! (sí me refiero a los innombrables de RR)

Dá gusto leer estas magníficas explicaciones acerca de la cultura, de la religión de los swazis, acompañadas de esa música étnica tan especial.

Gracias por su solidaridad, efectivamente Van Voleo es muy peligrosa (lleve usted también mucho cuidado, nunca se sabe)

Con mi reconocimiento, siempre suyo afectísimo

Erich Von Tanero

isobel dijo...

jo, que no venia a leerte y me encuentro con semejante música, ahora no se quien me va a dormir, esto es puro ritmo, besitos

fer dijo...

Adelante por favor. Continúe vos.

Saluts.

RITMO RANCIO dijo...

Hola Jesús:
Ya sabes que me gusta lo étnico y antropológico, de modo que me ha sabido a poco. Te animo a que sigas ampliando información.
Me han resultado algunas cosas que dices muy curiosas, par example:
Mlentengamunye, el de una sola pierna. Los ancestros en forma de serpiente (algo me suena), el niño de la manta. Pero lo realmente maravilloso es el tema de los poderes místicos malos (interesante sobremanera lo del aumento de asesinatos en tiempo de elecciones…. ¿De los candidatos?).

Un fuerte abrazo
Quino

Rufi García Nadal dijo...

Lerte con la magnifica musica que acompaña tus escritos, hace que la mente vuele y nos traslademos al lugar de donde nos escribes,mis conocimientos de la zona es gracias a documentales y peliculas vistas, pero desde la tranquilidad de la habitación y frente al ordenador es como un petit trance.......
Saludos. Rufi

La Rata Paleolítica dijo...

-- Lázaro, el revoltijo que ha quedado al final lleva su tiempo sin duda ;o) Bienvenido por aquí en cualquier caso.
Abrazos.

-- Señor Tanero (cascabelero?), en efecto lo único que se puede hacer con la Voleo es huir despendolado. Para los innombrables le recomiendo una decocción de hígado de cocodrilo en forma de invitación a canapés; Le garantizo resultados demoledores.
Saludos.

-- Isa, pues dormir en brazos de Morfeo, a ritmo claro ;o) Besos.

-- Hey Fer, yebo bhuti. Un abrazo.

-- Quino, jajaaaaaaa;
He conseguido una representación de Mlentengamunye consistente en un dibujo de una pierna mas o menos musculosa, que sale de una especie de volutas nubosas, que al final parece más la pierna de una cabaretera saliendo de la falda (uf qué imaginación).
Hablando en serio, el tema de las desapariciones en tiempo de elecciones es terrible. Y desde luego son actos y asesinatos cometidos por los más poderosos.
Y me callo que si no me van a echar a patadas.
Abrazos.

-- Rufi, me alegra sobremanera el saber que tu imaginación vuela al leer estas cosas.
Recibe un abrazo.

leo dijo...

En estas pocas palabras has entreabierto un montón de puertas, que apenas enseñan los universos a los que dan acceso. Me muerdo las uñas de curiosidad, Jesús. Disfruto muchísimo con todo esto que nos cuentas. Quiero más :-))
Un beso.

Julián dijo...

¡Hola, Jesús! Tras leer atentamente los dos capítulos, sólo se me ocurre enviarte una efusiva felicitación acompañada de un largo aplauso. Menudo curre te has pegado, y el resultado es excelente. Tu labor divulgativa es encomiable y demuestra tu integración con la tierra en la que vives, de la que te has convertido en un magnífico embajador. Asombra ver la similitud entre religiones, incluso en los comportamientos en los instantes finales (creo que Lutero pidió confesión antes de morir). ¡Ánimo, y a seguir con estas apasionantes entregas!
Por cierto, creo que Mlentengamunye (cortar y pegar, ¡qué gran invento!) debió visitaros en época electoral-mutilante, de ahí su única pierna. No me extraña que esconda ciertas partes en una nube.
Un abrazo

Lázaro dijo...

De revoltijo nada, Jesús, que está muy bien e ilustra mucho. Sólo una cuestión: la creación cómo se produce? Los swazi tienen algún concepto de la "nada". Los filósofos cristianos tuvienron muchos problemas para explicar la creación de la nada. No había tradición al respecto. Por eso tengo curiosidad. Un abrazo.

Lázaro dijo...

De revoltijo nada, Jesús, que está muy bien e ilustra mucho. Sólo una cuestión: la creación cómo se produce? Los swazi tienen algún concepto de la "nada". Los filósofos cristianos tuvienron muchos problemas para explicar la creación de la nada. No había tradición al respecto. Por eso tengo curiosidad. Un abrazo.

La Rata Paleolítica dijo...

-- leo, hasta para comentar y animar lo haces escribiendo bonito y con estilo. Gracias. Aquí seguiré.
Besos.

-- Julián, desde luego lo que realmente merece aplauso y ovación es el tragarse las dos seguidas; uf; Cuantas aspirinas? Esta nueva visión de porqué una sola pierna y porqué ciertas partes tras la nubes, ciertamente merece todo un estudio teológico. Muy bueno Julián.
Abrazos.

-- Lázaro, en la entrada anterior ya apuntaste el tema; No había indagado mucho antes de estas dos entradas, y como me parece interesantísimo, pues he rebuscado un poco por aquí a ver que salía, y sigo más o menos como estaba. Osea, cuasi cero, aunque todavía estoy pendiente de hablar con un par de personas, no espero grandes cosas, la verdad.
Hay quien habla de qiue todo salió de una caña. Incluso Mvelenchanti, cuando se creó a sí mismo, salió de una caña, se sacó a sí mismo de una caña. "Pop". ??? Pero claro, quien fué primero? Y luego, todas las demás cosas también salieron de una caña, o más bien las sacó Mvelinchanti de una caña. "Repop". No hay respuesta para la caña, de dónde apareció, quién, qué, cómo, cuándo apareció. Hay quien me ha dicho que obviamente la creó Mvelinchanti para así poder sacarse a sí mismo de la caña. "Requetepop". Hay incluso quien me ha dicho que claro, debía haber otro "SuyperMvelinchanti" que creó la caña y sacó a Mvelinchanti para que éste a su vez sacar todo lo demás de ella.
"Requetecontrapop".
Y los que no aluden a la teoría "cañera", dicen que en realidad Mvelinchanti ha estado ahí siempre, y si hablas del principio de los tiempos, la cosa se queda en un círculo de nuevo.
Te dejo (y me dejo) sin respuesta clara. Sigo en el tema.
Saludos.

Lalita dijo...

El tema interesantisimo,y da mucho que pensar,no se puede leer una vez someramente.De revoltijo nada de nada e?Te repito muy interesante,Abrazos.

La Rata Paleolítica dijo...

-- Lalita, me alegro que por lo menos te entretuviera un rato.
Un abrazo.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Así me he dado cuenta...que hay rituales para todo dentro de la religión Swazi y que influye marcadamente a nivel cultural. Me recuerda en parte a los Romanos...salvo que éstos tenían dioses para cada actividad de la vida.

Saludos afectuosos, de corazón.

La Rata Paleolítica dijo...

-- Luis Alejandro, al final cultura y religión a veces quedan mezcladas de forma que resulta difícil separar qué pertenece a qué.
Abrazos.