domingo, 29 de noviembre de 2009

El sueño de Shobuza I.

La tribu Swazi fue una de las pocas tribus bantús poderosas cuyas relaciones con los Europeos no acabaron en guerra sangrienta. Y esto fue debido en gran parte al sueño de un rey.

El rey Shobuza I o rey Somhlolo subió al trono en 1816 y lideró a los Swazis hasta su muerte en 1836. Uno de los pilares de su reinado fue la evitación a toda costa, en cualquier circunstancia, del enfrentamiento armado sin estar completamente seguro de su superioridad y posibilidades de victoria.

Poco antes de su muerte, una mañana, convocó a sus consejeros y les dijo que había tenido un sueño, en el que vio cómo gentes de piel blanca, de pelo lacio como las colas de las vacas, llegaban a kaNgwane (Swazilandia), y traían con ellos dos cosas: umculu (rollo de papel o libro) e indilinga (pieza metálica redonda). Umculu se ha interpretado (por algunos) como la Biblia, e indilinga como dinero. Shobuza dijo a su gente que aceptaran el libro, pero que intentaran evitar el dinero. Les dijo también que les abrieran las puertas de sus casas y sobre todo que nunca les hicieran daño alguno, porque si derramaban una sola gota de su sangre, su país podía ser destruido y ellos desaparecerían como nación.

Tanto los súbditos de Shobuza I como las generaciones y reyes subsiguientes, escucharon y siguieron fielmente el consejo del rey de nunca derramar sangre del hombre blanco en su tierra, convirtiéndose con el tiempo en tradición casi mística el respeto inteligente por el muy superior poder militar del hombre blanco.

“Como nunca lucharon contra los blancos, nunca fueron conquistados.”

Esta es la historia del sueño de Shobuza I. Pueden sacarse al leerla muchos temas de conversación y discusión; Si hablaba de Biblias o simplemente libros (educación, para enfrentarse al hombre blanco había que aprender a interpretar esos libros y papeles que llamaban escritura), el enfrentamiento al conquistador-colonizador por medios que no fueran las armas, sabedor de alguna forma de un desastre asegurado (él nunca vio blancos), etc.
Pero en esta ocasión, quiero dar a conocer principalmente el hecho en sí de la visión de Shobuza I, y la para mí curiosa descripción física que hizo de los que vio venir.
Y… ¿
Haberlas “haylas”?

17 comentarios:

Lalita dijo...

La historia de Shobuza 1 es muy interesante,te docimentas o funciona el boca a boca? yo ya he sacado mis conclusiones pues la postura de Shobuza 1 me parece muy sabia.Abrazos

Mariluz Arregui dijo...

Qué interesante e inteligente la postura de Shobuza..

Y me recuerda al ' I have a dream' de Martin L. King.
Y mira que a mí no me gustan los visionarios...uf.
Prefiero los 'gandhianos', los que actúan en consecuencia en el día a día..

Pero este es un buen punto para, como dices, surjan temas de converssación y charletas, alrededor de un café, o un fuego de chimenea, :),


Aquí ha entrado hoy el frío, anuncian nieve para mañana, ya te contaremos..:)

Besos,
saludos a la 'sin nombre',


Sisi

Luis Lópec dijo...

Ciertamente era inteligente ese "Borbón" (digo, rey). La sabiduría, la paciencia, la tolerancia y, sobre todo, el pacifismo demostrado son sintomas de que vives en una gran nación. Felicidades.

leo dijo...

Es una fantástica historia. La sabiduría en un ser humano pronto será ciencia ficción.
Me apasiona esa capacidad que demuestran algunos de intuir el futuro, esas visiones sobre lo que cendrá que acaban por demostrarse ciertas. Pero más allá, me fascina el profundo conocimiento de la naturaleza humana que hay en esa historia: el afán de dominación, de conquista, inherente al ser humano sólo puede ser detenido al renunciar a entrar en el juego, es decir: al renunciar al propio afán de conquista. Porque creo que la libertad es una conquista, que sólo adquiere importancia cuando intentan arrebatárnosla. Como todo, supongo. O quizá me equivoque...
Una preciosa entrada, en definitiva. Me gusta mucho que nos cuentes cosas de allá. Un beso grande.

Pd. Y perdón por el rollo...

Fer dijo...

hay algo más en esa historia, ¿recuerdas? cuenta, cuenta...

La Rata Paleolítica dijo...

-- Lalita. Hay muy poquito escrito sobre historia swazi, y muy disperso, así que las cosas se van sacando un poco de aquí y de allá, y mucho hablar. La anécdota a casi todos hace pensar. Estoy de acuerdo en lo de sabio. Gracias por tu visita y tus sabios comentarios.
Beso gordo.

-- Sisi, yo sin embargo en bañador te contesto, y a la fresca nocturna de la hierba recién cortada hacemos la tertulia (una vez seco el barrizal, je). Tampoco soy amigo de visionarios, pero a veces la vida aquí hace que mi "pensamiento científico" se me caiga por los suelos con gran estrépito. Ya procuro recogerlo, ya.
Deseando ver alguna foto de nieve nevada...
Bueno, vale, besos, pero me niego a pasarle los saludos....

-- Luis, me permito leer algo entre lineas. Quiero decir también que esto no pasa de ser una mera anécdota en 20 años de reinado, en los qe hubo de todo. Shobuza I huyó la guerra (sangrienta, nada de ritual) en varias ocasiones con tribus mas poderosas que él, incluso salió corriendo de la tierra donde vivía para evitar ser vencido, y a su vez conquistó y colonizó otras, incluyendo el valle donde vivo, por ejemplo, asimilando unas y arrasando otras veces, según el caso y grado de oposición. En cualquier caso, creo que fué alguien muy inteligente, listo, valiente, y famoso incluso fuera de su reino por lo guapo y cuerpo serrano que debía tener (hola chicas, siento deciros que todo es transmisión oral, obviamente no hay fotos... ;o).
Un abrazo Luis.

-- Leoncilla, para rollo los que suelto yo, que tu por lo menos sabes ordenar bien y bonito las palabras ;o). Es curioso como un sueño puede influir de foma tan decisiva en la historia de una nación. Este mundo de los sueños es algo muy muy importante en la cultura Swazi, está siempre presente, es parte necesaria de su religión ancestral. Qué razón tienes en lo de la libertad.
Y ganas me dan de poner tu comentario como fín de la entrada, la verdad.
Siempre bienvenidos tus "rollos" (eso sí, sólo si pones los pelos como escarpias, je, jeee).

-- Fer, Ganímedes, algo he pillado, zzzz... frrr... la comunicación llega algo mas clara, si, diga... Decíamos ayer... y diremos hoy, y mañana claro. Se te echaba de menos por aquí. Y, anda tú, que no sabía, los bits me transmiten tambien una brisilla gaditana (menos mal que la lechuza no la ha visto, que si no se la queda).
Le doy vueltas pero no me acuerdo, la verdad, anda dime de qué va.
Un abrazo muy especial.

isobel dijo...

sueños... premoniciones, cómo hiciéramos caso a todas..., que difícil es mantenerse alejado de la violencia cuando se hablan de pueblos invasores e invadidos, esto da para hablar mas de un buen rato, un abrazo cálido en un día que amenaza nieve

Julián dijo...

Fascinante historia. A veces, dejarse conquistar no es la peor solución si te permiten mantener tu identidad y puedes asimilar lo mejor de la cultura del conquistador. No todo el mundo opina que fuera un buen negocio la Guerra de la Independencia con la vuelta al cazurrismo patrio prescindiendo de la Ilustración Francesa y total para traer al infame Fernando VII. Y con los romanos no nos fue tan mal y con los árabes... En lo que no veo tan acertado a Shobuza es en asimilar la Biblia, aunque como manual de técnicas de guerra... ejem, que menudo era D. Jehová cuando se mosqueaba.
Aunque tú no le des nuestros recuerdos a Ella (estás celoso, confiésalo), seguro que los capta por el cable. Lo que me preocupa es que actúe como depredador (una lechuza en casa de un roedor por muy paleolítico que sea...) Un abrazo, Jesús.

La Rata Paleolítica dijo...

-- Isa, el eterno desear lo que tiene el prójimo, dominio, poder y conquista, y pocas veces sin sangre claro.

-- Julián, tus palabras dan cuenta de una gran apertura de mente y espiritu. Bien dices, "y con los árabes...", pues ni te cuento.
El caso es que Shobuza I, como digo en la entrada, sólo dijo umculu, que se puede traducir como rollo de papel (libro); Luego, algunos, interpretaron que era la Biblia, en su propio provecho en mi opinión; Y añado yo que también podía estar refiriéndose a libros, en general, a la necesidad de entender esos papeles y escritos (educación), leyes, títulos de propiedad, geografía, matemáticas,....lo que quieras, para ponerse así a la altura de los llegados, saber por lo menos qué firmaban.
Y sí, en efecto, sospecho que ha visto vuestros saludos, me mira y se está pitorreando claramente de mí subida en mi cable; Lo dicho, me vais a pagar el sicólogo para destraumatizarme, eh?
Predadora, ¿predadora?... p r e d a glglgl
Saludos.

Filoabpuerto dijo...

¡Qué historia más entrañable, Jésús! ¿Cuánto hubiésemos
ganado como especie si los "blancos colonizadores" hubieran tenido un sueño como el del rey Shobuza !

Un abrazo
Merce

Ritmo Rancio dijo...

La verdad es que esta historia hace reflexionar...
Voy a ver si me dá la cabeza para ello, pues llevo un fin de semana entre estornudos, toses y miasmas varias que ni te cuento...
Volveré, no quiero contagiar a... ella (lo siento se ha convertido en amor en la distancia...)

Un abrazo
Quino

La Rata Paleolítica dijo...

- Merce, me ha gustado especialmente lo de ganar como especie. Qué razón tienes. De todas formas, puse la entrada hablando sólo del sueño por intentar acortar por una vez mis quizás excesivamente extensos habituales rollos, sin dar una idea general de todo el reinado de Shobuza I, y es cierto que una anécdota puntual puede dar una idea incierta del general.
gracias por tu visita y no dejar recuerdos para la ...ella ;o).
Besos.

-- Quino, pues ya sabes, cama, manta, paz y traquilidad a ser posible, que ya sabes, una semaa sin médico, 7 días con. Por cierto, jua, jua, se´r apor esto que la he visto estornudar un par de veces? jua, jua.
Cuídate Quino. Un abrazo.

Morgenrot dijo...

" No entres en disputas, y si entras en ellas, que sea tu enemigo el que huya de ti ", y " dos no pelean si uno no qquiere " son sentencias de sentido común y gran inteligencia que acompañaron a ese rey: ¡ así nunca fueron conquistados !.
" Haberlas, , "haylas "...
Quién trajera a ese rey a gobernar de nuevo, pero a muchos paises del mundo.

Un fuerte beso, Jesús, y gracias de nuevo por historias tan maravillosas.

La Rata Paleolítica dijo...

-- Morgen, se te echaba de menos, a tí y a tus siempre interesantes comentarios. Bienvenida de nuevo por aquí.
Que distinto sería probablemente el mundo si las sentencias que aludes fueran practicadas mas a menudo.
Me pregunto como serían las cosas si en un momento dado coincidieran gobernantes y líderes que han sido y/o son conocidos, famosos y respetados por su sabiduría, entendimiento, visión, dignidad, honestidad y buen hacer. Soñemos un poco.

Y gracias a tí por tu visita.
Y beso sonoro para tí.

Hipatia dijo...

Me encanta esta historia, que no conocía, por supuesto.
¿Sabes? va a tener razón Ortega cuando afirma que es ser humano es un ser histórico; la nuestra, es una historia de conquistas y sometimiento, alternativamente. Antes de la formación de los Estados puedo entender que fuéramos nómadas y tuviéramos que recorrer territorios en busca de aquéllos más propicios para volver a empezar y sobrevivir. Unas veces empujados por otros, que a su vez eran empujados otros, y detrás de todo estaban las causas naturales. Era la supervivencia pura y dura.
Pero lo que sucedió con las conquistas, las famosas "colonizaciones" fue otra cosa: AMBICIÓN.
No sé si este rey fue respetado por el hombre blanco; quizá evitó la violencia... pero al aceptar "el libro" estaba siendo conquistado por unas "doctrinas y creencias", evitando, claro, ser erradicados físicamente. Evidentemente, y dependiendo de las circunstancias, es lo más inteligente: renovarse ante lo inevitable, adaptarse.
En el continente africano tendrían sus luchas y conquistas como teníamos aquí en Europa, al igual que pasaba en Mesoamérica... Pero todo sucedía entre "iguales", no sé si me explico.
Con sus conquistas, el hombre blanco impuso sus productos "morales" creyéndose con todo el derecho a llevar su "ejemplar civilización" a los pueblos "salvajes". ¡Tiene narices! Y lo que querían en realidad era oro, diamantes y esclavos.

Lo que más rabia me da de esto es que las colonizaciones del hombre blanco no estaban forzadas por la supervivencia, no eran necesarias; sin embargo, sus consecuencias han sido un crimen que, a mi parecer, todavía no ha sido juzgado.

Uy, perdona que me haya alargado tanto... Además, creo que me ido por los Cerros de Úbeda...jajajaj.
Me ha encantado tu entrada, Jesús. Gracias.
Un abrazo gordo desde la Enter.

La Rata Paleolítica dijo...

-- Hipatia, Muy interesante Mar. Los Swazis son parte de la segunda gran emigración de pueblos Nguni (allá por nuestra baja Edad Media) procedentes de Africa central y éste, y desde luego que, como en todos lados, la historia de movimientos, migraciones, asentamientos, etc unas veces fué violenta y otras no. Luego llegaron las colonizaciones que llamo de las tres "C", el hombre blanco que se creía con derecho a imponer, por mandato divino, su "Civilización", "Cristianismo" y "Comercio".
Algo que se sale de lo normal en Shobuza I es su idea de adaptación, en efecto, y supo ver que la alternativa era desaparecer; Y gracias a esa "adaptación", gran parte de la cultura y costumbres Swazis permanecen vivas (no entro a valorar bueno o malo). El recuerdo de aquellos "civilizadores" es de fusil presto y ligero y garganta ronca de ginebra; oro, diamantes, cultivos, esclavos y mas posesiones (tierra). Viajando por Africa seguí por unos años los pasos de Livingstone, y te aseguro que lo que ví es espantoso y denigrante (el holocausto judío se quedaba pequeño), y como bien dices, nunca juzgado.
Y corto que me disparo.
El sueño de Shobuza I dá para mucho desde luego (interesantes cerros de Úbeda).
Gracias a tí, por tu visita y por tus relevantes comentarios.
Besos.

Jesús.

leo dijo...

Ays, encantada de conocerte, Jesús.
Te pondrás factor 200 de protección UV, ¿no? Qué bien estáis los chicos con falda :-)))
Besos.